martes, 15 de mayo de 2018

RUTA MOTERA AL NACIMIENTO DEL RIO CUERVO

Aprovechamos que San Isidro nos libra de ir hoy a trabajar para salir con la moto y disfrutar de una ruta larga, de esas que tanto nos gusta hacer.

Con la cantidad de agua que ha caído en los últimos meses nos hemos propuesto llegar al Nacimiento del río Cuervo, en la provincia de Cuenca, para ver lo bonito que está  todo aquello.

Pasamos por Sacedón y nos llevamos una gran alegría al volver a ver el embalse casi lleno


Desde el mirador del embalse contemplamos esta panorámica



Esperamos que se mantenga así de lleno por mucho tiempo.


Seguimos nuestro camino y hacemos una parada para tomar algo fresco en Alcocer "Casa Goyo"


Estamos a un paso de entrar en unas carreteras y paisajes espectaculares, la puerta a este paraíso motero es el pueblo de Priego que vemos al fondo.


Subimos al Monasterio de San Miguel para ver desde lo alto la Hoz de Priego


Los acantilados de la montaña son el refugio de muchos buitres que vuelan sobre nosotros observándonos con curiosidad.

La carretera como os comentábamos es una pasada


Vamos encajonados en el cañón que forma el río Escabas al cruzar la montaña


Hacemos otra parada para ver de cerca este impresionante lugar.



A nuestro lado hay una "vía ferrata" y viendo a este chaval, no creemos que ir en moto sea una actividad de alto riesgo.


La carretera se abre y nos encontramos paisajes que parecen del pirineo


Seguimos nuestra marcha cruzando literalmente ,moles rocosas



Otro estrechamiento de la carretera nos espera al entrar en la Hoz de Beteta.


El asfalto es perfecto, las curvas se suceden una tras otra, las paredes de piedra son cada vez más altas.


Y lo mejor es que casi no nos cruzamos con ningún coche en todo el recorrido.



Y cuando nos quisimos dar cuenta ya habíamos recorrido 250km de curvas y paisajes. El cartel anunciando el Nacimiento del río Cuervo hace que apriete la maneta del freno por un rato y pongamos pie a tierra.


No hay casi gente, dejamos la moto a la sombra y los cascos y guantes en las maletas, aunque la distancia entre el parking y las cascadas no es mucha, preferimos hacer el camino lo más cómodos posibles dentro de la "comodidad" que dan los trajes de cordura cuando se trata de pasear.


Las cascadas que forma el río Cuervo son muy bonitas.



Vamos descubriendo cascadas y saltos de agua a lo largo del recorrido marcado.




Y no creáis que pasamos calor a pesar del sol que lucía, 15°C marcaba el termómetro.



No se tarda mucho en hacer el recorrido y cuando volvemos a la moto ya nos aprietan las ganas de comer.


Frente a la entrada al Nacimiento del río Cuervo hay un par de restaurantes y nosotros elegimos este que ya conocíamos porque tiene un buen menú diario a 11,50€



Nos pedimos de primero "Mojete", un plato típico manchego que nos supo a gloria bendita


De segundo un rico solomillo de cerdo a la brasa con salsa de ajo y perejil.


Y terminamos con un helado de postre para hacer más llevadera la vuelta a casa.

Hasta la próxima ruta.

viernes, 3 de noviembre de 2017

RUTA MOTERA POR LA RIBERA DEL DUERO.

No podemos dejar de aprovechar un festivo en mitad de semana y decidimos a última hora hacer una escapada, como dice la canción de Gabinete Caligari: ¡¡¡Camino Soria!!!

El lunes por la noche, buscando en internet, encuentro un chollo para dormir en pleno centro de Soria, Ana mete en una bolsa cuatro cosas básicas para pasar una noche fuera de casa (el secador de pelo entre ellas), y el martes según sale de currar enfilamos carretera y en dos horas estamos llegando a nuestro destino.

Gracias al GPS llegamos al hotel como si hubiéramos vivido en Soria toda la vida y nos conociéramos la ciudad de cabo a rabo. Hablamos con el recepcionista, un tio muy majo y simpático, para guardar la moto en el parking y nos aconsejó hacerlo mejor en el parking público que había junto al hotel que por 2,90€ la podíamos dejar allí 24 horas igual de vigilada y a mejor precio.


Con la moto a cubierto, y la tarjeta de la habitación en el bolsillo nos lanzamos a dar un largo paseo por Soria.

Iglesia de San Juan de Rabaneda


Palacio de los Condes de Gómara


Fuente de los Leones en la Plaza Mayor


Casa de los Doce Linajes (ayuntamiento) y Palacio de la Audiencia en la Plaza Mayor.


Una docena de castañas calentitas porque la temperatura estaba bajando en picado.


Entrada al Parque de la Alameda de Cervantes


El árbol de la música. Originalmente fue un olmo plantado en 1611, se construyó a su alrededor una estructura para que la banda de música tocara desde allí. El olmo murió en 1988 y fue sustituido por un castaño traído desde Alemania.


Una mascota para tener en casa.


Palomar en forma de hórreo


Mural representando a los héroes de Numancia


Rincón de Bécquer, antiguo Convento de San Francisco.


Iglesia de Ntra. Sra. del Espino y en primer plano el Olmo de Machado: " Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo, algunas hojas verdes le han salido...."



Y se nos hizo la hora de cenar y volver a la habitación del hotel a descansar un poco, nos quedaron muchas cosas por ver pero así tenemos una buena excusa para hacer otra visita en el futuro.

 01-11-2017.

Lo mejor para coger fuerzas y calentar el cuerpo es un buen desayuno con churros.


Tenemos pensado hacer dos rutas diferentes, un primer recorrido hacia el norte de Soria por los pueblos que forman La Ruta de las Icnitas.


A lo largo del río Cidacos se han encontrado muchos restos y huellas (icnitas) de dinosaurios que vivieron por aquí en la prehistoria.

En muchos pueblos de esta ruta tienen reproducciones a tamaño real de estos dinosaurios.




La carretera solitaria, metida en la España Profunda, nos lleva a pueblos que se confunden con el paisaje.


Seguimos buscando dinosaurios en nuestro particular viaje a Jurassic Park.



El segundo tramo de ruta nos llevará hacia Vinuesa, pasando junto al Embalse de la Cuerda del Pozo (bonito nombre), la falta de agua deja al descubierto los restos de la antigua iglesia del pueblo de Muedra que fue anegado por el embalse tras su construcción


Tenemos la intención de visitar la Laguna Negra antes de comer


Como estamos "fuera de temporada" podemos llegar con la moto hasta el último parking que hay más próximo a la Laguna, en Temporada Alta hay que aparcar más lejos y subir andando.

La última vez que estuvimos por aquí fue hace 17 años, en la Concentración motera de Los Bisontes, a lomos de la Yamaha Diversion 900, en pleno mes de Febrero, con la Laguna helada y la imagen que recordábamos era bien distinta.











Pensábamos que habría mucha gente visitando la laguna aprovechando el día festivo pero tuvimos mucha suerte y eramos "cuatro gatos".

Volvemos a Vinuesa porque el estómago nos avisa de que es hora de comer. Elegimos un lugar al azar y paramos en la terraza del Hostal-Restaurante Urbión (gran acierto y muy recomendable).


De primero unas Pochas con almejas y sepia


Segundo un solomillo al roquefort


Y de postre una tarta de queso y una tarta quesada de coco.


Mientras lo escribo estoy salivando otra vez.

Una pena no poder echarnos una siesta después de comer pero todavía teníamos que volver a casa y con el cambio de hora a las seis ya es de noche.

La última visita que hacemos es al Cañón del Río Lobos que con los colores amarillos del otoño está precioso.














Y nuestra escapada no dio para más, la rápida y directa autovía nos condujo hasta casa. Aunque el viaje fue corto lo aprovechamos y disfrutamos a tope. El tiempo nos acompañó a pesar de estar metidos ya en noviembre y viajar por el norte de España.

Ahora llegan las lluvias y el frío pero seguro que haremos alguna otra escapada corta antes de terminar el año.

Saludos.